Storm

 

Me senté frente a ella en la sala de interrogatorios. Podía haberlo hecho en el despacho del Storm dada la relación que nos unía pero sabía que allí, entre los suyos, en el local que levantó de la nada y al que puso su propio nombre me hubiera escamoteado la información que yo estaba buscando. La traje hasta aquí para intimidarla, tenerla en mi terreno, para que comprendiese quién mandaba.

Me miró a los ojos sin parpadear. Con aquellas pestañas postizas de las que no se desprendía ni para dormir, y de eso podía dar fe.

—Necesito que me cuentes qué sucedió en el Storm aquella noche.

Se lo pregunté de forma cordial, intentando que se sintiera cómoda.

—¿A qué noche te refieres? — Hizo una pausa antes de añadir— He vivido más noches en el Storm que veces el camión de la basura ha pasado por el callejón de atrás, lo sabes bien, así que tendrás que ser más concreto.

En ese momento supe que sabía más de lo que jamás me contaría. Aun así seguí insistiendo sin abandonar el tono amable.

—Te pregunto por hace dos noches. Justo después de que tú y yo estuviéramos tomando un par de copas en el reservado, hablando de los asuntos de “El Trankas” y le pediste a la nueva camarera, ¿cómo se llama, no recuerdo bien su nombre?, que nos trajera eso que te pone tan especial.

Acodó los brazos sobre la mesa, juntó las manos reposando la barbilla sobre ellas. Todo era una pose estudiada de movimientos lentos. Cuando hubo terminado de colocarse contestó con voz de melodrama:

—Querido, podría contarte una historia acerca del invierno, de cómo nunca me ha gustado dicha estación, aunque de un tiempo a esta parte es mi favorita. Me quedan muy pocos por vivir, tal vez no llegue al siguiente.

Cuando terminó la frase supe que debía dejarla marchar y que al hacerlo cometía un error. Por eso cuando el día que entró el invierno apareció su cadáver entre los cubos de basura detrás del Storm con una puñalada mortal me vino a la mente el nombre de la camarera, “El Trankas”, su relación con la nieve, la palabra invierno y lo comprendí todo.

Galiana