Espécimen raro

Ella es de ese tipo de mujeres imposible de catalogar.

Tiene un discurso que no has escuchado en ninguna parte, a priori puede parecerte incomprensible porque en sus frases no encontrarás promesa alguna.

Tampoco presume de un pasado glorioso, aunque podría, pero es de las que afirma que la gloria es efímera, como todo lo demás.

De mí no espera nada. Tampoco me exige nada, aunque se lo dé todo.

Nunca sé si se hace la sorprendida con las miradas y las sonrisas que le regalo al despertarse, pero quiero creer que es así.

Ella es un espécimen raro, lo supe desde el primer momento y la acepté como es. Hasta tal punto quiero que siga siendo como es que maldeciré el día que decida, no acierto a entender por qué, dejar de serlo.

Galiana