Buscando trama para personaje

Esta mañana me he despertado creando el personaje perfecto, redondo, de ésos que pocas veces salen así. Lo dejé sentadito en el sofá del salón y le dije:

—Tú tranquilo que ahora mismo te creo una trama perfecta.

Sin mirarle me puse a desarrollar una trama que lo tuviera todo, intriga, sexo, misterio… para que el personaje se pudiera lucir.

Una vez acabada me fui a por él para introducirle en la trama.

El maravilloso y magnífico personaje no encajó ni con calzador. Aquello era un bodrio de mucho cuidado.

Ahora tengo un personaje abandonado en el sofá del salón esperando una trama para poder tener algo que hacer, y una trama estupendísima sin nadie que la lleve a cabo.

Galiana