Instrucciones

Me dejó un mensaje en el WhatsApp:

<<Ponte tu mejor vestido, paso a recogerte a las ocho.>>

Un rato antes de la hora fui a la ducha. Me planté todavía mojada envuelta en la toalla delante del armario. De allí saqué los zapatos de tacón de aguja. Me sequé el cuerpo. Me calcé los zapatos…

Cuando abrió la puerta comprobó que había seguido sus instrucciones al pie de la letra.

Galiana