Si de verdad…

Si de verdad te interesase como soy no me preguntarías donde nací, ni por qué me he mudado tantas veces de ciudad. Tampoco demostrarías ese especial interés que tienes en conocer la relación que mantengo con mi familia. Ni, por supuesto, cada cierto tiempo me interrogarías, con cierto disimulo eso sí, sobre los hombres que han pasado por mi cama.

Si de verdad te interesase quién soy te quedarías en silencio a mi lado observando cómo es mi vida. Te preocuparías por mí día a día, sin tener que decir nada. Entenderías perfectamente las razones por las que me guardo los silencios, y por qué hablo mucho pero realmente no digo nada.

Si de verdad te interesases por mí no pretenderías hacer de mí un mito a quien quisiera escuchar mi historia. Ni mucho menos pedirme dinero con cualquier excusa para gastártelo en alguno de tus vicios que no comparto.

Si de verdad… qué más da. Hagas lo que hagas siempre sabré cuál es la verdad.

Galiana