Psicoterapia

«Hola, me llamo Juan, soy adicto a…»

Es cierto que acudí a aquella reunión aconsejado por mi psicoterapeuta. Me animé a hablar, como hacían todos, aunque no pude terminar la frase.

Se hizo un silencio mientras todos esperaban que siguiera hablando. Callado, observando sus caras me sentí extraño. No entendía qué hacía allí entre alcohólicos, drogadictos, cleptómanos, ludópatas, hipersexuales, anoréxicos…

A mí en la vida lo único que me funciona es venir aquí a refugiarme bajo las sábanas contigo, y sólo contigo.

Estarás conmigo que a ti ningún psiquiatra te puede calificar como adicción.

Galiana