Café para dos

 

De adolescentes nos hartamos de ver aquella película donde él se levantaba temprano y le preparaba a ella un café llevándoselo a la cama antes de irse a trabajar.

Un buen día me dejaste plantado en la puerta del cine con las dos entradas en la mano.

Hace un par de meses, después de no sé cuántos años de no saber de ti, tocaste mi puerta. Habías olvidado el título de aquella película.

Aquí estoy, antes de irme a trabajar, llevándote café a la cama.

Galiana

 

8 comentarios en “Café para dos

Responder a M.B. Tanis Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .