Ella

Llegó a nuestras vidas como un vendaval irrumpiendo sin previo aviso en mitad de la noche.

Se paseaba por los rincones de la casa con su escandalosa e insoportable altivez desnuda y sin ambages.

De inocente apariencia transformó la paz existente en un sindios capaz de minar la confianza a base de sembrar sospechas, traiciones y deslealtades.

Alteró el orden natural preestablecido que tanto nos habíamos esforzado en construir a fuerza de años y constancia.

Lo revolucionó todo con su filosofía sobre el poder de lo que denominó la revolución del amor.

Cínica, hipócrita, tergiversadora, destrozó la confianza que le dimos, o mejor dicho, la que me pediste que le diera.

En el fondo siempre supe que sería nefasta para nosotros, así lo demuestra el hecho que ahora estoy aquí, solo, en la que fue nuestra casa. Asimilando que tú, la mujer con la que he compartido más de media vida, se haya marchado con ella.

Galiana

 

2 comentarios en “Ella

Responder a Galiana Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .