La cama

En nuestra cama cada noche siempre es lo mismo. Ambos tendidos en el lecho, cada uno en un extremo sin rozarnos. Tú, con los ojos cerrados haciéndote la dormida. Yo, con los ojos abiertos soñando despierto, dejándome llevar por esta oscuridad tan deprimente como engañosa.

Galiana

19 comentarios en “La cama

  1. Los espacios estáticos de ese lecho nos gritan los rencores que acumulan…
    Esa espera eterna de la nada, ella a ser amada y el a que lo amen, pero entre tanto esperar se les escapa la vida tan engañosamente como la oscuridad que los domina, manteniendo día y noche esa cama vacía en tantas alcobas repetidas.

    Me gusta

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.