Hora de etiquetarme

No sé por qué extraña razón los lectores os habéis hecho una idea sobre mí bastante confusa. Pensáis que soy sosegada, sabía, amable e intelectual por el mero hecho de ser escritora. Gracias por creer que soy así pero estáis cometiendo un tremendo y gravísimo error.

Para empezar lo de ser persona podría admitirlo si entendemos como tal el hecho de pertenecer a la especie humana, pero solo hasta ahí. Debo reconocer que cuando me encabrono no sé yo si traspaso la línea que separa a los humanos de los animales o me quedo ahí, al filo de hacerlo.

Sosegada, lo que se dice sosegada, va a ser que para nada. Al nacer me escurrí de las manos de la matrona y me caí en la marmita de la intranquilidad. Soy un culo inquieto, la paz no lo conozco ni cuando duermo.

Sabia no soy. Leo mucho, aunque menos de lo que quisiera. Cuanto más leo más consciente soy de mi ignorancia. Vivo en un bucle perfecto, me gustaría tener más tiempo para leer, más tiempo para escribir y así siempre. Si fuera sabia sabría cómo administrar mi tiempo para poder hacer ambas cosas y sería menos ignorante.

Respecto de la amabilidad reconozco que soy educada y respetuosa, pero… ¿amable? Algunas veces confundimos el ser complaciente, cosa que no soy, con otro tipo de cuestiones.

Llegamos al otro calificativo que me habéis puesto, intelectual. Desde niña he ganado a juegos como el Scrabble o el Trivial, también terminaba los crucigramas del periódico, eso sólo me convierte en una Marisabidilla. Las personas que van por ahí de intelectuales me parecen ególatras y narcisistas, espero no caer nunca en la tentación de calzarme ese gorro.

Probablemente todo esto os parezca falsa modestia pero no, tal vez tenga síndrome de impostor. Los escritores y creativos en general solemos sufrir y padecer este tipo de trastorno, que consiste simplemente en achacar todo lo que nos sucede, para bien o para mal, a lo que nos rodea como si nosotros nunca hiciéramos nada.

Ahora ya me conoces un poco más. Califícame como quieras, etiquétame a tu gusto, pero hazlo con lo que yo te he dicho sobre mí no por lo que te han contado las lenguas viperinas, que la envidia es muy mala.

Galiana

19 comentarios en “Hora de etiquetarme

  1. Dios me libre de ponerte una etiqueta, aunque te conociera en profundidad. Si, como dices y no hay motivo para dudarlo, eres honesta y educada, ya me sirve. El resto, a quien no le guste…

    Me gusta

  2. Las etiquetas para las cosas, las personas tenemos más facetas de las que a veces quisiéramos. Las declaraciones de principios son esos momentos reflexivos que compartimos, en este caso en el vecindario bloguero, que nos hacen mostrar las cartas de nuestra conciencia como prueba de confianza tanto con nosotros mismos como con el resto.
    Gracias por compartir Galiana ✋😃🥂

    Me gusta

  3. Reconozco que es divertido pensar en cómo puede ser la gente que no conoces en persona, pero no soy de hacer ideas preconcebidas sobre nada y menos sobre personas, así que no me había imaginado nada 🙂

    ¿Cómo se imaginará la gente que soy yo? Que recuerde, solo conozco en persona a tres blogueros de WordPress 🙂

    Me gusta

  4. Joer, tal y como te has pintado a ti misma, eres de esas clases de personas que mi madre decía que me mantuviera lejos. 😉
    Se ha caído un mito, otro más.
    Que vamos hacer, menos mal que para bien o para mal, los hijos no hacemos caso a los padres -en según que cosas- Así que bueno, te etiquetare como hasta ahora y haré como que no he leído nada de esto. 😉
    😘😘😘

    Me gusta

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.