Silencio

El silencio tensionado con el que de forma castigadora me obsequias no consigue incomodarme. Al escuchar su estruendo me siento poderosamente invencible. No, no voy a colocarme en el reclinatorio que me ofreces con la intención de no ser más que una espectadora privilegiada de tu vida.

Galiana

 

 

 

14 comentarios en “Silencio

  1. No sé por qué existe el paradigma de que el solicitante de amores ha de ser respondido con un sí por «buenagente», y que el provocador del despecho es siempre el malo.
    Pero existe el derecho a decir que no. Que NO.

    Me gusta

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.