Rivalidades deportivas

rivalidades-deportivasPoco antes de que los domingos fueran amargos disfrutábamos de las victorias del Madrid y de las derrotas del Atleti, cada uno con los de nuestro bando, tomando cervezas en nuestro bar habitual.

Nos mirábamos sin mirarnos. Era preciso evitar, durante los noventa minutos que duraba la contienda deportiva, que quienes bebían y gritaban como posesos a nuestro lado defendido los colores de los suyos no supieran qué había entre nosotros.

Galiana

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.