El nido

nido

 

Te pedí que sujetaras el nido porque tenía miedo que vinieran las lluvias y destruyeran todo lo que hemos construido. Me tomaste de la mano, me llevaste hasta él, pude ver como te habías adelantado a mis temores. Ahora estoy segura que ni el más crudo de los inviernos lo echará abajo.

 

Galiana

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.