Encadenado

candado 1Desde tu libertad decidiste ser esclavo te encadenaste a mí. Cada vez que te las quito me ruegas hincando las rodillas que te las vuelva a colocar. Hoy te he mirado a los ojos y he comprendido que sin ellas te sientes desnudo, indefenso. Al besarte he podido sentir cómo las cadenas te dan la vida y sin ellas a duras penas logras sobrevivir.

Galiana

2 comentarios en “Encadenado

  1. Desde que leí tu primer Twitter me enganchaste con cadenas Irrompibles.

    Este microrelato habla de mí.

    Soy tu admirador más esclavo, Galiana.

    Besos llenos de adoración.

    Me gusta

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.